La ventana de seguridad rompe con el concepto de que una ventana es un hueco más en la pared, convirtiéndose en una prolongación del muro y, en muchos casos, aún más resistente.

Totalmente infranqueable cuando está cerrada, superando en seguridad incluso a la clásica ventana con rejas, convirtiéndose en la ventana perfecta.

La ventana perfecta

Una ventana que permite abrir nuestro hogar al exterior e integrarlo en el entorno disfrutando de todas las comodidades de nuestro hogar y con total seguridad. Además de sus elevadas prestaciones en aislamiento incorpora unos niveles de seguridad tan elevados que ha conseguido la certificación de prestigiosos organismos internacionales.

El alma de la bestia

Bajo la “piel” de la ventana de seguridad Hermet-10 se encuentra el esqueleto de un cíclope. La estructura altamente reforzada de la ventana se basa en un conjunto de refuerzos, en marco y hoja, de un grosor muy superior a los estandard. Estos refuerzos se cortan a inglete encajando perfectamente en las esquinas y aumentando notablemente su resistencia. Es tal la robustez y seguridad de esta ventana que, en ocasiones, las compañias de seguros bonifican la posesión de las mismas.

Luminosidad a toda prueba

El acristalamiento es otro punto fuerte de la ventana. Con una configuración 4+4-2 de un vidrio de alta seguridad y cuatro láminas de butiral que lo hacen prácticamente infranqueable. El conjunto se une a los perfiles con una silicona estructural formando un bloque compacto y ofreciendo una elevadísima resistencia al impacto lo que le permite alcanzar la certificación CR2. Para logar esta perfección entre vidrio, hojas y marcos la ventana precisa un periodo de maduración en fábrica.

Características del ensayo de seguridad

En función de la clase de seguridad, las ventanas fabricadas según EN-V ofrecen una gran protección contra delincuentes ocasionales hasta ladrones expertos provistos de herramientas de palanca sencillas o especializadas.

Según estas normas, son controles completos del sistema de la ventana ya acabada, los debe solicitar el fabricante de la ventana y se deben llevar a cabo en un instituto de control pertinentemente autorizado.

Sin embargo, a escala nacional también es posible utilizar los certificados de control de fabricantes de sistemas (herraje, perfil), según ciertas condiciones, con supervisión extranjera y siguiendo ciertas indicaciones. La norma se divide en clases de 1 a 6 con distintos requisitos para el elemento. Los controles de ventanas son útiles en las clases 1 a 3. Lugar de uso, lugar de residencia de riesgo elevado, ámbito comercial.

 

Clase de resistencia 2

 

Lugar de uso:  

Lugar de residencia con riesgo elevado de robo o ámbitos comerciales.

 

Tipo de delincuente:

 

Ladrón experto con uso de herramientas.

 

Resistencia:

 

Contra herramientas simples de palanca como destornilladores o cuñas.

 

Valoración:

 

Buena protección, ya que todos los puntos de ataque están asegurados.

 

Método de control:

 

Control estático (cilindro de presión) y prueba dinámica con cuerpo de
choque (saco de arena). Control manual (juego de herramientas A) con
prueba preliminar (análisis de los puntos débiles) y prueba principal de
3 min.

 

Características de
construcción:

 

Construcciones de ventanas estándar y de puertaventanas.

 

Elaboración:

 

Respetar la holgura de renvalso exacta y observar la temperatura de
soladura debido a la solidez de los empalmes angulares.

 

Cristal:

 

Según EN 356 P4 (=A3).

 

Manilla para ventana:

 

Manillas para ventana bloqueables “TRESOR” con cilindro giratorio o botón
de bloqueo con 100 Nm.

 

Instalación en el muro:

 

Con cada certificado de control se adjuntan instrucciones detalladas de
montaje sobre el muro circundante, tornillos y calzos traseros. Se deben
observar estas instrucciones.