A nadie le gustan las obras en casa. Ni siquiera cuando el resultado son unas estupendas ventanas nuevas.

Así que hemos recogido algunos consejos para que el impacto en tu hogar y en tu vida sea mínimo. Al final, cuanto más ágil, limpio y rápido sea el proceso, mejor para todos.

Y quién mejor para darnos consejos que nuestros expertos en la materia. Hemos hablado con nuestros Coordinadores de Instalación y nos presentan los siguientes consejos:

Informa del acceso a tu vivienda 

Cuánto más fácil y rápido sea el acceso a la parte de tu vivienda donde se tienen que instalar las ventanas, más ágil y liviana será la ejecución. La falta de aparcamiento, de ascensores, el tráfico o incluso pasillos muy estrechos son factores que pueden dificultar el acceso, por lo que es aconsejable su colaboración en estos aspectos para agilizar los tiempos. Es recomendable que avises a nuestros instaladores del tipo de acceso a tu vivienda para que se puedan anticipar e ir preparados con los equipos y herramientas necesarias.

Acuérdate de los permisos de obra

Es necesario que solicites al ayuntamiento de tu ciudad un permiso de obra para evitar problemas el día de la instalación. También es recomendable que consultes si es necesario solicitar un permiso de acceso de vehículos especiales puesto que existen zonas en la que están restringidos los accesos de ciertos vehículos o los accesos a ciertas horas.

La emisión de estos permisos por parte del Ayuntamiento llevan su  tiempo así que cuanto antes los solicites, mejor.

El mal tiempo no es inconveniente

No te preocupes si anuncian mal tiempo el día de la instalación de tus ventanas. A no ser que sea un terrible huracán o algo similar, las ventanas se pueden instalar igualmente.

Aparta o cubre todo lo que tengas que proteger

Los instaladores necesitan espacio para transportar la ventana hasta el hueco donde se tiene que instalar y una zona lo más amplia posible junto a la ventana a sustituir. Los instaladores traen materiales para cubrir y proteger la zona en que van a trabajar y retiran los escombros de la obra y todo el material sobrante.

Pero aun así, sabemos que en tu hogar están las cosas que más te importan y aunque no sea necesario, si te sientes más seguro cubriendo los muebles, nunca está de más.

 

Ya tienes tus nuevas ventanas de PVC Hermet 10 instaladas y preparadas para maximizar el confort en tu vivienda para que tú y los tuyos podáis disfrutar de una atmósfera sin intromisiones.