Queda muy poco para los días fríos de invierno en los que lo que más te apetece son tardes enteras disfrutando de tu hogar y de los tuyos.

Para poder disfrutar de esos días en casa con la temperatura deseada y sin incrementar mucho nuestra factura en calefacción, te dejamos algunos consejos:

Consejos para preparar nuestra casa para el invierno

Baja las persianas por la noche

Por la noche, cuando más bajan las temperaturas, es recomendable cerrar las ventanas y bajar las persianas para minimizar las pérdidas de calor a través de las mismas.

Controla la humedad ambiental

Aunque la casa esté caliente, un alto nivel de humedad nos causa sensación de frío. Debemos de saber que por norma, no es recomendable que el nivel de humedad supere el 60% en invierno. Un deshumificador portátil nos va a permitir ir reduciendo el nivel de humedad de cada habitación y mejorar la sensación térmica del ambiente.

Además, se requiere de mayor energía para calentar ambientes cargados de humedad. Por tanto, cuanto más controlado y bajo esté el nivel de humedad de nuestro hogar, más conseguiremos ahorrar en nuestra factura de calefacción.

Aprovecha la luz del sol

El calor del sol es gratis así que en los días más soleados, debemos aprovechar para subir nuestras persianas y dejar que los rayos de sol penetren por nuestras ventanas y calienten nuestro hogar.

Ventilar está bien, pero es mejor no abrir todas las ventanas, y sólo hacerlo durante 5 ó 10 minutos al día, porque la temperatura exterior sigue siendo más baja que la interior.

 

Purga los radiadores

El objetivo de purgar los radiadores es eliminar el aire del interior del radiador para que alcance el 100% del volumen de agua óptimo para calentar a pleno rendimiento.

Aísla tu vivienda

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía explica que, entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción se deben a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas.

Si deseamos ahorrar en nuestra factura de calefacción y mantener la casa caliente evitando que el calor de nuestro hogar se escape a través de las ventanas, debemos disponer de cerramientos que nos aseguren ese confort térmico.

Para disponer de ventanas preparadas frente al frío, se recomienda por supuesto ventanas de PVC, que es un material aislante por naturaleza. También es recomendable que este perfil de PVC tenga un grosor de al menos 70 mm de anchura y al menos, 5 cámaras de aislamiento.

Es fundamental tener en cuenta el vidrio que colocamos a nuestra ventana. Para evitar que el calor de la calefacción se escape a través de la ventana y evitar que penetre el frío en la vivienda, lo más recomendable es colocar vidrios dobles o triples con tratamiento Bajo Emisivo.

Si buscas el máximo confort térmico en tu vivienda tanto en invierno como en verano, desde Hermet 10, como fabricantes de ventanas,  te recomendamos nuestra ventana Hermet Triple Térmica, configurada con el perfil Kommerling 76 que dispone de 76 mm de grosor y 6 cámaras de aislamiento, el vidrio triple térmico,  que además de disponer del tratamiento bajo emisivo y control solar, incrementa al máximo su protección contra el frío con los siguientes extras: segundo vidrio con tratamiento bajo emisivo, gas argón e intercalarios entre los vidrios de PVC (Warm edge) en vez de aluminio.

Viste tu hogar de invierno

PLANTÉATE INSTALAR DOBLE CORTINA

Las cortinas además de para decorar también nos ayudan a ahorrar en la factura de la calefacción. Colocando cortinas de tejido grueso o incluso colocando doble cortina,  podemos evitar que el calor se escape por las ventanas. Si las corremos cada noche, notaremos enseguida el confort térmico y el ahorro energético en la factura.

ABRIGA BIEN TU SOFÁ

Pasamos casi más tiempo en el sofá que en la cama así que es muy recomendable hacer del sofá uno de los lugares más confortables de la casa. Para disfrutar de esas tardes hogareñas ten varias mantas calentitas cerca del sofá y viste tus cojines con fundas de invierno (terciopelos, tejidos furry, colores oscuros…)  para que te aporten esa sensación de calor y abrigo.

PREPARA LAS CAMAS

Lleva tu edredón o tu nórdico a la tintorería y tenlo listo para ponerlo limpio cuando el frío apriete.

ALFOMBRAS EN LOS SUELOS

Aprovecha también a limpiar y preparar en esta época las alfombras. Los suelos suelen tener una alta pérdida energética y las alfombras, además de ser un elemento de decoración, nos sirven para dar calor y evitar que el frío se escape a través del suelo.

Siguiendo estos consejos, estamos seguros que apenas querrás salir de casa pero sobretodo, que notarás el ahorro en calefacción.